Viaje: La Provenza Francesa


No voy a ser muy original, lo sé, pero lo primero que me viene  a la cabeza cuando recuerdo mis diferentes estancias en el sur de Francia son sus paisajes, sus rincones y su luz , sobretodo  su luz. Todo absolutamente todo es digno de ser plasmado en un lienzo. Mucho se ha escrito sobre la Provenza y sobre los paisajes que tanto inspiraron a artistas como Van Gogh, Cezanne etc.. pero hace falta descubrirla uno mismo para empaparse de ese aire de romanticismo y esa luz que invade prácticamente cualquier rincón del sur de Francia.

En general Francia como país, pero en especial el sur, es un destino que recomiendo sin duda  ya que combina un poco de todo: naturaleza, montaña, historia, arte, mar, gastronomía, ciudades, buen clima, en definitiva siempre encontrarás algo que te encaje porque es un destino muy completo. Además de ser un destino que relación calidad-precio supera con creces muchos otros y es que si sabes organizarte bien, una vacaciones en el sur de Francia pueden ser lo más parecido a un viaje BBB ( bueno-bonito-barato).

He estado en cinco ocasiones recorriendo la región del Languedoc-Rousillon y la Región de La Provenza-Alpes-Côte d´Azur, y aún me quedan muchas ciudades y pueblos por descubrir, sin embargo me centraré por ahora en uno de los viajes.

Uzés-Pont du Gard-Aigues Mortes-Pézenas-Arles-Nimes-Avignon-Orange-La Camarga
Querer ver una buena parte del Sureste francés de una sola vez, me parece demasiado ambicioso. Personalmente creo que hay que "saborearlo bien" sin prisas, aprendiendo el significado de ese concepto tan francés que es el "savoir vivre". Acompañados por esa luz tan especial y por un suave viento de mistral llegamos a Saint Ambroix (Gard). La elección de esta localidad como punto de partida para descubrir la zona  fue totalmente casual ya que respondía sólo al hecho de que allí habíamos encontrado un alojamiento sencillo pero bonito en el que además aceptaban perros, apartado de todo, rodeado de caballos, en plena naturaleza,  pero cerca de un pueblo con todos tipo de servicios.


Desde allí es un buen lugar para recorrer y descubrir una buena parte de esta zona como por ejemplo Uzés, un pueblo con mucho encanto, situado entre viñedos y muy animado en verano.  Sus plazas, sus mercados al aire libre, su centro histórico que te transporta a épocas medievalesl, bien merecen una visita.  A media hora de Uzés se encuentra el Pont Du Gard, un impresionante puente romano y que desde el 2007 forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Nimes y Avignon son ciudades que sin duda merecen la pena visitar porque esconden auténticos tesoros  (coliseo y  templo de Nímes, las  murallas y el Palacio de los Papas de  Avignon, las vistas desde el puente, etc..), pero recomiendo especialmente Arlés, que puedo decir de Arlés... Arlés es arte e historia en estado puro todo envuelto en un cierto aire decadente y sureño muy sureño que la aún la hace más bella. Pézenas, la ciudad de Moliere, una auténtica "ville d´art" situada entre viñedos, es una ciudad perfecta para "callejear" y descubrir sus tiendas de artesanos y anticuarios. Aigües Mortes, un pequeño pueblo amurallado que, como casi todo en esta zona, sorprende de nuevo por su belleza una vez descubres sus calles, su ciudadela amurallada y sus tiendas con ese aire tan provenzal que te invita a fotografiar cada rincón. Ya por último una escapada a la Camarga Francesa, un parque natural que sin duda hay que visitar si se está por la zona. No obstante, recorrerlo bien implica dedicarle tiempo y perderse por algunos de sus múltiples caminos interiores para descubrirlo bien. Una vez en la Camarga hay localidades como Saintes Marie de la Mer que son interesantes de visitar aunque personalmente no puedo hablar de ello ya que había muchísima gente cuando fui, era absolutamente imposible aparcar y al final entré y salí de Saintes Maries de la Mer sin conocerlo, preferí los caballos blancos libres de la Camarga......



...................................................................................................