Puertas y Ventanas


Siempre me han gustado las puertas y las ventanas; el poder abrirlas, el poder cerrarlas.

El imaginar qué existe detrás de ellas; el comprobar y comparar la realidad que se esconde tras ellas con lo previamente imaginado.

El decidir cuál abrir y cuál cerrar. El entrever a través de ellas. Como la vida misma, a veces las puertas se abren y otras se cierran, algunas traen escenas agradables otras quizás no tanto, sólo se trata de ir probando puertas y ventanas y descubrir qué se esconde detrás.